miércoles, 2 de diciembre de 2015

NOS VISITA UNA ENFERMERA

Pero...¿Qué habeis hecho hoy en clase?
Supongo que esa es la pregunta que se harían los papás y mamás de nuestros peques cuando el miércoles pasado les vieron salir con las manos vendadas, las cabezas que parecíamos el inicio de una momia o nuestros pies cojeando.

La realidad es que tuvimos la gran suerte de tener en clase...¡ Una enfermera de verdad!!
Nicolás llevaba todo el día un poco nervioso y no nos extraña, porque la ocasión lo merecía...
¡su tía iba a venir a nuestra clase!!

Así que nada más comenzar la tarde del miércoles entraba en nuestra clase Noelia, la enfermera y tía de Nicolás, y Lara, su mamá.


Noelia nos conto que las enfermeras pueden trabajar en distintos sitios, y nos habló de las diferencias entre un centro de Salud y un hospital. Pronto se puso su bata blanca de enfermera y nos habló de los distintos uniformes que se ponen las enfermeras según el lugar de su trabajo.

Además Noelia venia cargada con un maletín de enfermera, allí..¡había de todo!! Así que pudimos probarnos las mascarillas para respirar, ver distintos tipos de utensilios y vendas y disfrutar mucho con todas sus enseñanzas. Una de las cosas más divertidas fue tomarnos la temperatura con un termómetro que parecía mágico...en un segundo nos mostraba si teníamos fiebre o no.



Los peques tenían muchas ganas de hacerle preguntas y de contarles sus cosas; y allí surgieron mil historias de hospitales, de accidentes varios, de caidas... Preguntas e historias variadas porque si habéis venido a nuestra clase sabéis...¡que nos encantá hablar!!

Menos mal que Noelia sabía muy bien que hacer en cada caso; hielo si es un chichón (aunque siempre con un paño), betadine si es una herida y sobre todo nos daba consejos importantes como que había que llamar siempre a un adulto que estuviera cerca si a nosotros o a un amigo nos había sucedido algo importante.

La tarde acabó con mucho trabajo para Noelia, porque todos...¡queríamos vendarnos!
Al principio todos empezamos con el brazo pero poco a poco nos fuimos animando y nos vendamos el pie y...¡hasta la cabeza!! Todos uno a uno fuimos pasando por la consulta de la enfermera.


Fue una tarde fantástica y aunque he tardado un poquito en recopilar las fotos y poder hacer la entrada desde aquí quiero darle las gracias a Noelia por su visita a nuestra aula y por su simpatía y todas sus enseñanzas.


Nos despedimos de ella con un fuerte abrazo aunque seguro que algún día la vemos por aquí con Nicolás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada